La mera información no produce verdadera transformación. La información solo aumenta el conocimiento, sin embargo, la aplicación práctica de esos conocimientos es lo produce una real transformación. La transformación es un proceso. Es metamorfosis, que deriva del griego meta-morfé, que significa “más allá de la forma anterior”. Es cambiar de estado o de forma, sin perder la identidad.

Creemos que el cambio en las personas, es posible. Pero, la transformación debe, necesariamente, comenzar desde el interior mismo del Ser. Si no cambia el Ser, no cambia el Hacer. Si no cambia el Ser, el Tener será más un problema que una bendición. Creemos en el Bien Ser, para el Bien Hacer y el Bien Tener, que finalmente se traduzca en el Bien Estar.

Nuestro propósito, como organización, es ser facilitadores de la incorporación y aplicación efectiva de principios y valores para el servidor público y su familia, y que éstos sean el cimiento para la construcción de un cambio sostenible y sustentable.

Esto implica, indefectiblemente, un proceso. El Proceso de Transformación de la Fundación Buen Gobierno.

La transformación de una persona no se produce por generación espontánea ni por influencia social, sino a través de un proceso interno que implica tiempo, preparación y esfuerzo. La transformación de una nación no se produce por generación espontánea ni por influencia social internacional, sino a través de personas transformadas. Además, se debe considerar los 3 aspectos fundamentales de la vida del servidor público, según nuestra perspectiva.

    1. El Servidor Público y su Familia. La familia ha sido y seguirá siendo la base de la sociedad, con principios y valores universales, que construye o destruye, las generaciones venideras. La sustentabilidad de la sociedad se basa en familias saludables que dejan un legado, no solo una herencia.
    2. El Servidor Público y su Trabajo. El Talento Humano, visto desde la perspectiva profesional y laboral, es la fuente de sustento y libertad económica y financiera. Si ésta se basa en principios y valores, logrará dejar un legado de inspiración para las próximas generaciones.
    3. El Servidor Público y su servicio al país. Una persona transformada con principios y valores contagia su ambiente y su entorno. Su aporte a la nación, de manera íntegra y transparente, dejará un legado de integridad para las próximas generaciones.

Queremos ser parte del cambio. Queremos ser facilitadores de esta transformación. Queremos recuperar la reputación del Servidor Público. Queremos dejar un legado a las futuras generaciones. Queremos una nación transformada. Queremos una nación diferente.
Es nuestra razón de existir…